Los Carros

Los carros y materiales del funicular fueron traídos de la casa Ceretti y Tanfani de Milán, tenían una capacidad para 50 personas diferenciadas en primera y segunda clase. La primera clase iba en los carros del centro, los cuales eran privados con cortinas y asientos, mientras que los de segunda clase eran al aire libre y las personas debían viajar de pie.
En el año 1968, el techo de madera con el cual fueron inaugurados los carros del funicular, fue remplazado por uno de acero y género, parecido a como lo vemos hoy en día.