Monumento Histórico

El 16 de noviembre de 2000 es declarado Monumento Histórico por el valor de su complejo sistema de transporte por cables y su importancia como elemento patrimonial de Santiago, presente en la memoria colectiva de sus habitantes.